NAMIBIA 9.jpg

NAMIBIA

Namibia presume ser uno de los países más jóvenes de África, independiente desde 1990. A su vez, posee el desierto más antiguo del mundo. Un país que ofrece paisajes tan increíbles y únicos que no deja indiferente, en tu visita te encontraras ante un verdadero espectáculo de la naturaleza con sus inmensas dunas rojizas talladas por el viento, su bosque de acacias petrificadas, sus reservas de animales y su parque nacional de Etosha, su cañón, sus costas repletas de restos de naufragios y sus grandes espacios naturales. 

Una tierra de contrastes donde aún convive una de las tribus mejor conservadas del planeta, los Himba.

¿Por qué viajar a Namibia?

  • Una de las joyas y de las principales razonas para visitar Namibia, ver amanecer en el desierto del Namib, el más antiguo del mundo, desde lo alto de la duna 45 o desde un globo aerostático. Contemplar los cambiantes colores de la arena según avanzan las horas del día, es un espectáculo de tal belleza que te deja sin palabras. Los tonos dorados de una arena heladora antes del amanecer, dejan paso a todas las tonalidades de naranjas y rojizos de una arena ardiente al mediodía. Este gran cuadro de color culmina en Deadvlei, un gran lago desecado hace cientos de años. En él se conservan docenas de acacias muertas. Es el lugar en el que el rojo brillante de la duna contrasta con un cielo completamente azul, con el blanco cegador del lago desecado y con el color negro de las acacias.

  • País seguro y moderno, que ofrece excelentes condiciones de confort, en especial en sus alojamientos rurales. La población es acogedora y muy diversa con numerosas etnias locales para descubrir.

  • Vivir una experiencia fuera de lo común, vivir momentos de adrenalina gracias a las actividades deportivas en las cuatro esquinas de Namibia: surf en las dunas, kayak en las lagunas, paseo en globo por encima de las dunas, o incluso montar en un 4x4 para hacer un "game drive" a fin de observar las riquezas de la fauna y la flora.

  • Conocer las diferentes etnias, en Namibia viven numerosas etnias: los Himbas, los Damaras, los Ovambos, los Afrikaners, que son la prueba de una gran diversidad y poseen una auténtica riqueza cultural y social.

  • Ir al encuentro de los animales de la sabana, Namibia ofrece la posibilidad de acercarse a los grandes animales de la sabana africana: elefantes, antílopes, cebras, jirafas y para aquellos con suerte, leones. Para vivir una experiencia con animales, puedes verlos desde tu vehículo en el seno del parque de Etosha o en un 4x4 privado en una reserva natural de Damaraland o incluso de Waterberg.

  • Descubrir una naturaleza asombrosa y sin límite, Namibia ofrece una gama infinita de paisajes naturales con sus dunas de arena, su parque nacional de Etosha, su gran Cañón, su "costa de los esqueletos" y la región de Damaraland sin frontera en donde viven los elefantes del desierto, los rinocerontes negros y los leones del desierto.

NAMIBIA10.png
NAMIBIA 1.jpg