myanmar2.jpg

MYANMAR

Myanmar, el país de la "Thanaka", de la sonrisa infinita, tierra de templos y pagodas. Lugar donde encontrareis la bella ciudad de Bagan Patrimonio de la Humanidad desde julio del 2019.
País insólito que, tras años de aislamiento, abre sus puertas al viajero para remontarle a la época de esplendor y lujo colonial. 
Myanmar es el tesoro escondido del sudeste de Asia, uno de los destinos más impactantes del mundo. 
Birmania como se llamaba hasta 1989, es un lugar que no se parece a nada de lo que hayas visto.
Con toda la tradición budista que lo caracteriza, donde podréis observar el día a día de hombres ataviados con faldas longyi, mujeres maquilladas con thanaka y ancianas mascando el rojizo betel.
Un lugar que poco ha cambiado con el paso del tiempo, un lugar autentico con el que volverás  con ganas de regresar.

¿Por qué viajar a Myanmar? 

  • Por su deslumbrante Pagoda Shwedagon, una pagoda toda recubierta de láminas de oro y piedras preciosas. ¿Dónde la encontrareis?, en lo más alto de la colina Singuttara en Rangún, la capital del país? Es la más antigua de Myanmar y una de las más ancianas de todas las pagodas del mundo, según cuenta la leyenda, tiene alrededor de 2.500 años. En su interior se guardan cuatro reliquias de Buda y todo el oro que la recubre es el resultado de la devoción de los fieles, quienes donan piezas de este material como una costumbre que se remonta al siglo XV, cuando la reina de Bago, Shinsawbu donó su peso en oro.

  • Bagan, ciudad Patrimonio de la Humanidad, ciudad en la que perderse entre sus miles de templos. Paseando en bicicleta, montando en globo o simplemente caminando para tener ese contacto directo con la historia y la magia de la que está repleta ese lugar. Uno de los templos más venerados y mejor conservado de Bagan es el Templo Ananda. Cuenta la leyenda que un rey mandó construir este templo para que le recordase el paisaje que le describieron ocho monjes extranjeros que lo visitaron.

  • Monasterio Shwenandaw, un monasterio con una historia casi tan increíble como su belleza. Cuando el Rey Mindon murió en una de sus estancias, su hijo creyó que su alma vagaba por esa zona. Así que lo hizo derribar y construir el monasterio para apaciguar a su padre. Esta parte es lo único que queda del Palacio Dorado, que había sobrevivido al traslado desde Amarapura a Mandalay pero fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial. Una maravilla de madera de teca con cuatro niveles de techos diferentes. Durante la visita al templo,  podréis pasear por su pasillos y alrededores y contemplar alucinados sus increíbles grabados en madera y con su arquitectura tradicional birmana, construida íntegramente en teca. 

  • Mingun, un paseo por el pasado, por las tradiciones mas arraigadas por sus ruinas salpicadas de monumentos, como la Estupa Incompleta que, según la creencia, cuando se terminase de construir se acabaría el Imperio Birmano. Tiene el honor de ser reconocida como la mayor pila de ladrillos del mundo, que no es el único récord de Mingun, la Campana del Kremlin es la más grande del planeta, está rajada, lo que convierte a la de Mingun en la campana en funcionamiento más grande del mundo. La Pagoda blanca de Hsinbyume, es otro de los monumentos mas impresionantes que encontraras en Mingun, se construyó tras la muerte de una princesa birmana e intenta emular el famoso Monte Meru de la mitología budista. 

  • Algo que nunca olvidaremos es la gran tormenta que nos pillo justo en el Puente U-Bein. Agosto del año 2000, si, tanto a llovido también desde la fecha. Un puente de nada menos de 1.200 metros para poder cruzar el Lago Taungthaman, el puente mas largo del mundo construido en teca, con la misma teca que formaba parte del Palacio Dorado. Aun con lluvia, lo cruzamos a pie y observamos a los lugareños pescando sentados en él. 

  • Un lugar con absoluto encanto, lugar que parece detenido en el tiempo. El Lago Inle,  observar a sus pescadores trabajar acrobáticamente a la forma tradicional, alucinar con sus granjas flotantes capaces de soportar el peso de una persona adulta. Este lago, fuente de vida de muchos pueblos de sus orillas como Nyaunshwe, desde los que zarpan los pescadores en sus barcas con sus enormes cestas, cosechan algas del fondo del lago o trabajan en los cultivos flotantes. En su orilla encontrarás también el templo más grande e importante de tu viaje al Lago Inle: la Pagoda Phaung Daw Oo, a la que se puede llegar a pie o en barca.  Templo de gran importancia enorme importancia al albergar cinco estatuas de Buda que los fieles cubren con pan de oro. 

  • Una imagen que seguro hayas visto alguna vez es la Pagoda Kyaiktiyo,. Lugar de peregrinage y la razón por la que esta pagoda atrae a tantos peregrinos es su enorme roca que desafía a alguna que otra ley de la física, sobre la que los fieles colocan láminas de pan de oro, dándole su característico color dorado. La roca sobre la que se asienta la pagoda mide nada menos que 7 metros. Si teneis la oportunidad hay que visitarla por la noche que se ilumina con la luz de 90.000 velas. 

MYANMAR MAPA.png
MYANMAR16.jpg