senegal3.jpg
Senegal_(orthographic_projection)_edited

Senegal,  para muchos la puerta de entrada a un continente fascinante. País con gran diversidad paisajística, repleto de bellezas naturales.

Con gran variedad de parques naturales, reservas y espacios protegidos.

País con un gran pasado histórico y que sin duda marco a sus gentes. En la famosa Isla de Gorée, situada frente la capital senegalesa, se encuentra la “Maison des esclaves”, uno de los puntos estratégicos de intercambio de esclavos del continente africano.

Su gran riqueza, con más de 10 grupos étnicos con lengua y tradiciones propias, de tradiciones animistas, cristianos y musulmanes. El mayor grupo étnico son los Wolof, que viven en la región noroeste y se rigen por un sistema de castas, nobles, campesinos, burgueses y artesano, todavía vigente en nuestros días. Un país al que hay que viajar.

250px-Tunisia_(orthographic_projection)_

Túnez,  bañada por los azules del mar Mediterráneo, los dorados en el desierto del Sáhara, los verdes de los oasis y los cobrizos de la cordillera del Atlas, encontramos este histórico país. 

Túnez posee una sociedad abierta y moderna que, durante mucho tiempo, le ha permitido ser uno de los destinos turísticos más apreciados por los europeos; hospitalidad, historia, exotismo y paisajes increíbles son los atributos que han atraído a cientos de viajeros. 

Fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos y árabes han dejado su legado esparcidos por el territorio. La medina de Susa, el Anfiteatro de El Jem, la gran mezquita de Keruan, el parque arqueológico de Cartago, una antigua ciudad fundada por los fenicios en el siglo IX a.C.                                                                                                                                    Las inmensas dunas marcan el horizonte del desierto más grande del planeta, el Sáhara, que se extiende por todo lo ancho del norte de África. Y como no, sus playas, hacen este destino muy atractivo al turista.  

senegal8.jpg