MADAGASCAR 1.jpg

MADAGASCAR

Madagascar, una de las islas más grandes del mundo. Con un tamaño aproximado a la península ibérica. Bañada por el Océano Índico y situada frente a las costas de Mozambique, en el sureste de África, su aislamiento con respecto a las tierras continentales ha provocado que se convierta en uno de los países más peculiares del mundo.

Oasis natural, lugar donde la vida transcurre sin prisas a orillas del Índico. Árboles gigantes en forma de botella, preservan la memoria de un continente proyectando su alargada sombra en la arena rojiza. Especies únicas en el mundo como los graciosos lémures, con sus ojos brillantes y su cola anillada. Playas de color azafrán, selvas tropicales con aroma de vainilla, verdes colinas de arroz…

¿Por qué viajar a Madagascar?

  • Un pías desconocido y poco turístico, lo raro es encontrarse con otros turistas. De hecho, en nuestra excursión por los tsingys estuvimos solos y el único sitio donde realmente vimos otros viajeros fue disfrutando de la puesta de sol en la Avenida de los Baobabs.

  • Fauna y flora endémica de la isla, si eres un amante de la naturaleza, Madagascar es tu sitio. La variedad de especies de camaleones, de lemures, de baobabs y de tantos otros animales que sólo se encuentran en Madagascar es algo por lo que vale la pena cruzarse medio mundo.

  • No hace falta hacer trámites previos para viajar a Madagascar, el visado se obtiene a la llegada al país y el precio oscila entre los 20 y los 30 euros dependiendo de cómo varíe el valor de la moneda. A no ser que vengas de algún país en el que hayas podido contraer alguna enfermedad, no necesitas vacuna (información de mayo de 2016). No obstante, es recomendado recibir información extra, pide cita en un centro de vacunación internacional donde podrán informarte mejor.

  • La sonrisa de sus gentes, al no ser un lugar excesivamente turístico, la gente te sonríe porque si, porque le gusta verte, porque les despiertas curiosidad. En Madagascar, puedes pararte en los poblados, conversar con la gente si tienes un mínimo conocimiento de francés y si no, a base de gestos. Les encantan las fotografías, pero siempre antes de hacerlas. 

  • La gastronomía, cuando pensamos en Madagascar se nos viene a la mente es el chocolate o la vainilla. La gastronomía malgache es muy variada. La dieta de los locales se basa en el arroz, pero también encontrareis carne de cebú (ternera). El pollo, marisco y frutas y verduras deliciosas. El misao, una especie de fideos con de todo un poco que recuerdan a platos asiáticos.

  • Clima tropical templado y agradable, En Madagascar hay dos estaciones: la seca, que va desde Mayo a Octubre; y la lluviosa, que comprende los meses entre Noviembre y Mayo. La mejor estación seria la seca ya que algunas excursiones como la de los Tsingys solo puede hacerse en esa época. No obstante, el clima varía según la zona del país en la que estés. En las tierras altas suele hacer más frío que en la costa, por ejemplo, así que llena la maleta de prendas para temperaturas variables.

  • Los paisajes y sus contrastes, Viajar por carretera te permite ir saboreando el cambio de paisajes. Desde las terrazas de arroz en las tierras altas hasta la sabana y ver como empiezan a aparecer baobabs a tu paso, cruzarte con poblados aislados de la civilización, notar el cambio de temperatura de una zona a otra, observar el cambio en las construcciones o en los rasgos de las personas.

  • Otra de las razones son sus playas paradisíacas a lo largo de toda la costa malgache. 

MADAGASCAR.png
MADAGASCAR 6.jpg