LAOS1.jpg

LAOS

Visitar la sofisticada Luang Prabang, donde las prisas son incompatibles con la manera de vivir y sentir de sus habitantes. Un lugar donde el tiempo no ha pasado, antigua capital del país y Patrimonio de la Humanidad. Quedareis maravillados al visitar el Palacio Real y el Templo de Wat Mai. 

 

Un país con una tradición budista que se mezcla con las costumbres de sus distintas etnias, como los Hmong, los Khmu y los Akha

 

Donde el pasado y el presente se rozan casi sin querer. Vientián su actual capital donde la majestuosidad de la estupa de Pha That Luang y sus láminas de oro contrastan con el espectáculo de agua y luz que se proyecta cada noche en la fuente de la Plaza Nam Phou, junto a la zona más animada de la capital laosiana. 

¿Por qué viajar a Laos

  • El Templo Wat Xieng Thong, al recorrer las 20 estructuras que componen Wat Xieng Thong podrás conocer la leyenda del Árbol de la Vida, impresa en una de las paredes de la Sala de Ordenación, donde se coronaban a los reyes laosianos. Este templo era tan respetado que apenas sufrió daños en los distintos saqueos que Luang Prabang soportó a lo largo de su historia. Al pasear entre las solemnes estupas funerarias o contemplar el Buda reclinado descubrirás la devoción con la que los laosianos viven el budismo. 

  • Navegar por el Mekong hasta un lugar envuelto de misterio donde te esperan más de 4.000 estatuas de Buda. Las Cuevas de Pak Ou donde contemplareis imágenes de Buda de hasta 300 años de antigüedad. El único modo de llegar a Tham Ting y Tham Phum nombre que reciben estas dos grutas sagradas es atravesando el río. Desde las cuevas podreis disfrutar de las impresionantes vistas del río Mekong. 

  • En la Meseta de Bolaven encontrarás cafetales en los que podrás probar una tacita en medio de un entorno natural inigualable. Parada indispensable al visitar Pakse, ciudad donde más te sumergirás en la cultura de la zona al contemplar las joyas y vestimentas del Museo Provincial de Champasak, al pasear entre las estupas coloridas de Wat Phabad, el templo más antiguo de Pakse. Algo que seguro os encantará es ver a los lugareños pescando en el Mekong, junto a los monjes que tienen en Wat Luang su residencia y escuela. Wat Phabad es tan venerado porque en él se guarda una huella del mismísimo Buda. Pakse un lugar indispesable por su proximidad a las 4.000 islas del Mekong y  a una serie de parajes naturales de una belleza indescriptible, como el Parque Nacional Pha Taem o el Área de Conservación Dong Hua Sao. 

  • En Don Khon y las 4.000 islas del Mekong os podréis empapar del carácter pesquero de Laos. Prácticamente en la frontera camboyana, este paraíso fluvial esconde un montón de secretos.  Cruza el puente de la época colonial que une Don Khon a la isla vecina de Don Det o visitar el Museo del Ferrocarril, un claro ejemplo del ingenio de los franceses.  En su interior se encuentran las cataratas que la hacen famosa, como Li Phi y el mirador de su cima, o los 21 metros de altura de las Cataratas de Don Phapheng. Entre casas coloniales abandonadas, como la antigua escuela francesa, y templos coloridos como el de Wat Khon Tai. Las 4.000 islas del Mekong son un verdadero paraíso para los amantes de la aventura o del turismo al aire libre, donde podrás sentir desde el subidón de adrenalina de bajar los rápidos del río en kayak hasta la tranquilidad de los delfines Irawadi. 

  • Visitar Wat Visoun., donde segun cuenta la un rey laosiano soñó con su esposa y su heredero sobre una flor de loto y mandó construir la estupa de That Phatoum, la estupa del Loto. Dentro del templo más querido por los fieles de Luang Prabang podrás quedarte asombrado viendo el impresionante Buda dorado que da nombre a la ciudad, el Phra Bang. En tu visita a Wat Visoun escucharás las historias de los saqueos que han sufrido la ciudad y el templo a lo largo de la historia. os mesclareis entre los fieles y los monjes de túnicas rojas, respirareis la tranquilidad y serenidad que inunda las salas y estancias e intenta imaginarlas con todos sus tesoros. 

  • La navegación por el Mekong abajo para visitar Ban Xang Hai y Ban Xang Khong, dos aldeas tradicionales donde descubrir la artesanía más pura del país. En Ban Xang Khong apreciarás de cerca todo el proceso de fabricación del arte de la seda, desde el capullo del gusano hasta la obra textil final. También podréis visitar la aldea de Ban Xang Hai, especialista en la fabricación de lao-lao, un whiskey de arroz muy original, compuesto por lagartos y serpientes, que flotan en el interior de sus botellas. Bebida, que se usa en ceremonias y ritos, es la más popular del país después de la cerveza nacional, la Beerlao. I

  • Un lugar donde el azul recorre toda su gama de tonos más intensos, desde el cobalto hasta el turquesa, las Cataratas Kuang Si. Allí podrás zambullirte en sus todas sus piscinas naturales excepto en una de ellas, que se considera sagrada. Llegar a las cascadas atravesando la jungla a pie es realmente impresionante. Su atractivo no están solo en sus aguas, también en un entorno con una vegetación y una fauna fascinante. 

LAOSMAPA.png
laos12.JPG