japon.jpg

JAPÓN

Viajar a Japón es viajar en el tiempo, es viajar al futuro por su tecnología punta, o viajar al pasado adentrándote en en su pasado mas tradicional. Un país de contrastes, de la vida mas frenética y bulliciosa del centro de sus ciudades a la tranquilidad y paz de sus templos y monasterios. Os enamorará la hospitalidad de su gente, su gastronomía y su cultura. 
 
Recorrer los Alpes japoneses, dormir en un ryokan o  quizás en un hotel capsula en Tokio. Para los amantes de la relajación ¿os parece dormir en un templo Budista? "Shukubo" ofrece a los viajantes la gran oportunidad de experimentar la sencillez y austeridad de los monjes budistas mientras te alojas en uno de sus templos. Además, los visitantes suelen ser invitados a ver o participar en actividades tales como plegarias matutinas o meditación. Algo precioso, es viajar en primavera y poder contemplar “ Sakurafubuki" La lluvia de pétalos de la flor del cerezo, impresiona y veréis por que esta estación es tan importante para ellos.  
 
Destino exótico con un cúmulo de sensaciones, de infinidad de cosas que ver. Un país lleno de historia, misticismo, tecnología y naturaleza, podría ser imposible, pero no, Japón lo tiene todo.    

¿Por qué viajar a Japón? 

  • Tokio, un lugar que tiene de todo, es la ciudad con mas habitantes, mas Estrellas Michelin, mas neones... Cuantas veces habrás visto el cruce mas concurrido del mundo " el cruce de Shibuya" pues esta vez podrás ser protagonista. Piérdete en el mercado de pescado de Tsukiji o relájate dándote un baño termal onsen con vistas al monte Fuji. También encontrareis la paz y la tradición en el santuario de Mejii. 

  • Kioto, con un poco de suerte, puede que te cruces con una Geisa o una Maiko paseando por el tradicional barrio de Gion. Podrás adéntrate en la cultura japonesa, ver su autenticidad y tradición. Asistir a la ceremonia del té en algún templo japonés de Kioto, una práctica cultural tradicional de Japón. Ceremonia de entretener a los invitados con té, el espíritu de hospitalidad hacia los demás y las reglas de etiqueta. Pasea bajo los miles de arcos torii rojos del santuario de Fushimi Inari-taisha,  

  • Alpes japoneses, un lugar para contemplar la antigüedad de este país. Pequeñas poblaciones que han sabido mantener intacto el espíritu que reinaba en ellas hace 400 años. Hablamos de lugares como Kanazawa, Takayama o la encantadora y pintoresca aldea folclórica de Shirakawago, conocida por sus casas de madera con tejados de paja en forma de manos en oración y el lugar perfecto para admirar como florecen los cerezos japoneses . Si quieres hacer un viaje en el que te sientas dentro de una película del pasado, sin ninguna duda tienes que visitar los Alpes japoneses. Cuando piensas en qué ver en Japón lo primero que se te viene a la cabeza son los edificios futuristas de Tokio, los templos de Kioto, el sushi o la tempura de verduras, pero también es uno de los mejores destinos para esquiar. 

  • La antigua ruta Nakasendo conectaba Edo (actual Tokio) con la ciudad de Kioto pasando por el valle de Kiso. Esta ruta formaba parte de las Gokaidō, o cinco rutas que partían desde Edo. Hoy en día, el tramo entre Magome y Tsumago es especialmente popular entre los turistas y una bonita excursión.  Los pueblos de Magome y Tsumago son dos antiguos shukuba o estaciones de descanso de la ruta Nakasendo.  Magome era la estación número 41 y Tsumago la número 42 de las 69 estaciones de descanso que había en la ruta Nakasendo.  Magome y especialmente Tsumago por su localización estratégica entre la ruta Nakasendo y la ruta Ina-do, fueron pueblos de gran prosperidad que decayeron al empezar a utilizar el tren o el transporte en coche. Para incentivar el turismo y luchar contra su desaparición, ambos pueblos decidieron invertir en su pasado histórico durante el boom económico del periodo de Showa (1926-1989) y comenzaron a trabajar para mantener su legado histórico e intentar mostrar al máximo cómo era la vida en estas dos estaciones de descanso de la ruta Nakasendo. Gracias a ello, las calles principales de Magome y Tsumago recrean hoy el ambiente que tenían ambas estaciones de descanso durante el periodo de Edo y toda la zona se ha convertido en un importante punto turístico. Hoy, andar por sus calles es como viajar al Japón del pasado.

  • Camino Kumano Kodo, el gran camino de peregrinación de Japón. Una especie de camino de Santiago japonés que conecta los tres santuarios más importantes de Kumano. En julio de 2004, las rutas de peregrinaje de Kumano Kodo fueron registradas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como parte de la propiedad "Sitios sagrados y rutas de peregrinación en la cordillera de Kii"El camino de Kumano atraviesa las provincias de Osaka, Wakayama y Mie, en la península de Kii, conocida por su alto grado de espiritualidad y naturaleza extraordinaria y enigmática. Podréis meditar, perderos entre la niebla, los cedros antiquísimos los arroyos, las cascadas y los templos. Relajaros y reponer fuerzas en un baño termal onsen, descansar en alguna de las aldeas escondidas en este paraíso de la naturaleza donde parece que el tiempo no pasa. 

250px-Japan_(orthographic_projection).svg.png
japon12.jpg